Volver al Inicio Fundacion INFOTO
El festival
4ta Bienal Argentina de Fotografía Documental: un poco de historia


 

Los comienzos

La Bienal Argentina de Fotografía documental es un festival internacional de fotodocumentalismo que se realiza en la provincia de Tucumán desde el año 2004.

En esa época comienzan a consolidarse en el ámbito internacional una serie de festivales de fotografía que permitían la interrelación y el intercambio de experiencias entre quienes se dedican a esta actividad y la realización de una serie de actividades alrededor de estos eventos, tales como conferencias, talleres, mesas panel, revisión de portfolios, etc.

Los primeros antecedentes en Argentina fueron las Jornadas de Fotografía Buenos Aires-La Plata, en el año 1988, fruto de los Coloquios Latinoamericanos realizados en esa década en México, Cuba y Brasil. La continuidad la dieron los Encuentros Abiertos de Fotografía, también en Buenos Aires, que se transformaron con el tiempo en un mega festival internacional del tipo de los desarrollados en grandes capitales. Fuera de la metrópoli sólo aparecían algunos intentos que no lograron consolidarse.

En aquellos tiempos, Julio Pantoja, fotógrafo de reconocida trayectoria, es invitado a participar de estos eventos internacionales y nacionales como expositor, conferencista, tallerista, etc., y de estas experiencias surge la inquietud de volcar lo recibido por medio de un festival de fotografía en Tucumán, pero tomando como modelos los festivales hechos en ciudades chicas donde el carácter de encuentro es real y tangible lo que le da un valor agregado muy apreciado, como sucede en los festivales de Arles y Perpignan en Francia, o el de Xalapa en México.

Comienza de esta manera a gestarse el Primer Festival Argentino de Fotografía Documental, con sede en la provincia de Tucumán.

La primera Bienal: 2004

Para la concreción de este proyecto, Pantoja, creador y director de la Bienal, convoca en primer lugar a colegas, amigos y amigas, como Gabriel Varsanyi -primer co-director-, y logra interesar a organismos públicos y privados para concretar este primer festival.

En esa primera vez nos visitaron como conferencistas y expositores Pablo Lasansky, editor de la Agencia Noticias Argentinas; Don Rypka, ex editor del Diario La Nación, Helen Zout, ganadora del premio mayor de la Fundación Guggenheim, Horacio Villalobos, Tony Valdez, Julio Menajovsky y Martín Acosta; de los Estados Unidos llegaron Steve Benson, Pablo Soria y Pablo Delano, por un convenio con el Trinity Collage, prestigiosa universidad de Hartford, y desde Nicaragua vino Pedro Linger con su ensayo sobre los Derechos Humanos en Centroamérica. También se vieron trabajos como “20 años de democracia” del diario Página 12, “Sangre” con el que Diego Levy ganara el premio FNPI, la fundación de periodismo dirigida por García Márquez, y las fotos recién llegadas desde Irak, de Juan Ferrari, el primer fotógrafo argentino llegado a la nueva guerra. Se expone también el archivo Bachur, una recopilación histórica del tradicional estudio donde se fotografiaron generaciones de Tucumanos.

Un importante número de profesionales, aficionados y aficionadas a la fotografía de las provincias vecinas se vieron espontáneamente convocados/as y llegaron hasta Tucumán para sumarse a esta movida inédita en el norte del país.

Los comentarios que pueden encontrarse en la página web dan cuenta de que ya entonces la Bienal aparecía como un evento de calidad y destinado a sostenerse en el tiempo. Esta primera edición tuvo una gran repercusión en la prensa local.

La segunda Bienal: 2006

Para el año 2006 la Bienal Argentina de Fotografía Documental se consolida como evento de carácter internacional. Ese año se suman el British Council y la Asociación de Derechos Civiles con la muestra “La mirada justa” y en el Museo Provincial de Bellas Artes se presenta “Amrik. Presencia árabe en América del Sur” exposición producida por la Cancillería de Brasil. El Museo Casa Histórica de la Independencia suma un nuevo espacio de exposiciones y la inauguración del evento se realiza en la vieja casona con la colección “La fotografía en la historia argentina” producida por el diario Clarín y presentada por Abel Alexander, director de la fototeca de la Biblioteca Nacional. Martín Caparrós, el reconocido escritor, muestra una faceta desconocida: la de fotógrafo, y hace su primera exposición individual acompañando la presentación de su libro “El interior” en el marco de este festival.

En esta ocasión se realiza, en el auditorio de la librería “El Griego”, un ciclo de cine con largometrajes y documentales relacionados con la fotografía. En el mismo espacio se lleva a delante la “Biblioteca Visual”, con libros de periodismo, cine y artes visuales.

Se comienza a definir el carácter de la Bienal como un espacio donde confluye y se articulan la fotografía histórica y la contemporánea con un sentido claro de búsqueda de lazos francos con la comunidad en su conjunto y no sólo como un espacio para amantes de la fotografía.

El festival crece en apoyos y visitas. Comienza a visualizarse en Tucumán un público ávido por participar de estos eventos y una gran cantidad de jóvenes fotógrafos y fotógrafas que desde todo el país vienen a recorrer las muestras, a participar de los talleres y a mostrar sus portfolios a los grandes fotógrafos y editores, a quienes admiran pero que pocas veces pueden tener a su alcance.

El protagonismo del Ente Cultural de la provincia y de la Universidad Nacional son fundamentales, como también los aportes de cada uno de las organizaciones públicas y privadas que nos acompañan, en particular la Asociación de Prensa de Tucumán y ARGRA (Asoc. de Reporteros Gráficos de la Rep. Argentina).

Ese año se realizaron exposiciones en el Museo Provincial de Bellas Artes Timoteo Navarro, el Centro Cultural de la UNT Eugenio F. Virla, Museo Casa Histórica de la Independencia, Plaza de Almas, Teatro Alberdi, el C.A.E., la Fundación Vicente Lucci, Restaurante Lisandro, etc.

Participaron, entre otros, reconocidos/as profesionales de la fotografía llegados de sitios muy diversos, como Delfo Rodríguez (Mendoza), Gustavo Tarchini (Santiago), Héctor Río (Rosario), Darío Albornoz y Kala (Tucumán), Ataúlfo Pérez Aznar (La Plata), Santiago Porter, David Sisso y Res (Buenos Aires), Leo Liberman (Venezuela), Byron Brauchly y Leticia Mora (México), Adriana Groissman, Pablo Delano y Rania Matar (USA).

La tercera Bienal: 2008

La tercera Bienal, realizada en el año 2008 consolida el evento en la agenda nacional e internacional, como queda demostrado por las posteriores invitaciones a presentar el festival en el exterior, en “Fotoseptiembre” de México y “Fotodocumental 2009” de Quito, Ecuador.

Para entonces, el esfuerzo personal de un grupo de amantes de la fotografía se había transformado en una organización de la sociedad civil: la Fundación INFOTO, en la que trabajan numerosos voluntarios/as durante todo el año organizando el evento y otras actividades que fortalecen las redes tendidas entre fotógrafos y fotógrafas, la academia y la sociedad.

Se realizan talleres previos de capacitación en periodismo, conservación de fotografías y montaje de exposiciones para los voluntarios y técnicos de los centros culturales y museos participantes, a lo que se suma un taller de profundo contenido social, como es el de PH15, ONG porteña que trabaja usando la fotografía como herramienta de inclusión social, sumando un nuevo espacio de articulación con la comunidad, tarea que llevamos adelante en conjunto con el Ministerio de Educación de la Provincia.

El interés por participar del festival supera nuestras expectativas y nos obliga a hacer una exhaustiva selección de trabajos y conferencistas.

Así, participan profesionales tales como el editor de la revista “Ñ”, Eduardo Grossman, de la Revista del diario La Nación, Daniel Merle; la directora de Fotomundo, Silvia Mangialardi; Eduardo Longoni, editor de Clarín; el director de los Encuentros Abiertos / Festival de la Luz, Alejandro Montes de Oca, Adrián Pérez, sub editor de Página 12 y corresponsal de National Geographic; Diego Aráoz (Tucumán), Gabriela Muzzio (Rosario), Alberto Monge (Santa Fe), Negro Royo (Salta), Gabriel Orge (Córdoba), Alejandro Lipszyc y Lucila Quieto (Buenos Aires), Milla Jung (Curitiba, Brasil), Roberto Córdova-Leyva (Tijuana, México), Augusto salinas (New York, USA), el colectivo SupayFotos (Lima, Perú), Viviana Adonaylo (Islas Canarias, España), Guy Veloso (Belem do Pará, Brasil), entre otros.

Se suman a los espacios de muestra el Ente Tucumán Turismo, la Casa de la Cultura de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán y la Caja Popular de Ahorros, haciendo un gran aporte institucional.

Las publicaciones a toda página en medios nacionales y provinciales, e incluso internacionales, dan cuenta de la importancia y el prestigio ya consolidado de este festival. Dan cuenta de lo mismo las escuelas de fotografía de diferentes puntos del país que comienzan a organizar viajes para que sus alumnos participen del festival a lo que se suman pequeños grupos y fotógrafos que van llegando individualmente.

Las muestras son visitadas por una gran cantidad de público local y de provincias vecinas que viajan especialmente para este evento y también resulta una oferta atractiva para quienes se encuentran en la provincia haciendo turismo, participando de cursos o congresos.

La cuarta Bienal: 2010, año del Bicentenario de la Revolución de Mayo

Hoy, esta edición nos enfrenta a nuevos desafíos sumando a nuevas instituciones y con colegas que llegan desde lugares muy lejanos a compartir sus trabajos y confraternizar. Para conseguir esto, desde mediados de 2009, un equipo de personas voluntarias trabaja desde la Fundación INFOTO para hacerla posible. Nuevas instituciones apuestan a nuestro trabajo, tales como el Idep, el Ministerio de Cultura de la Nación y la Casa Nacional del Bicentenario.

En este marco se replican y aumentan los cursos para montajistas, periodistas, etc, dirigidos a capacitar a los voluntarios y técnicos de los espacios que se suman a esta propuesta .

A las exposiciones y conferencias, este año se aumentan los talleres con un profundo sentido social y se suman nuevas actividades como la “Feria de libros de foto de Autor”, que se realiza en virtud a un convenio hecho con Espacio Ecléctico, organizadores de este exitoso evento de Buenos Aires y que ya fue llevado por esta institución a festivales de México y Montevideo.

En el marco de la Bienal, por un acuerdo entre las carreras de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Nacional de Tucumán y de la Universidad Nacional de Rosario, se lleva a cabo el “1er Encuentro de cátedras universitarias de fotografía”, evento académico que redundará en jerarquizar científicamente al festival.

En este marco, la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación declaró "de interés cultural" a la Bienal Argentina de Fotografía Documental.

Navegando este sitio vas a poder ver la programación y tener toda la información. Bienvenidos, bienvenidas.


Facebook